<%=NBResource_01_01 %>

Nuestros escritores y editores ofrecen ideas sobre las últimas noticias, eventos, entrevistas y acontecimientos del universo de desarrollo por empredimiento. Todos los post de NextBillion se enumeran aquí y pueden ser ordenados por fecha.

jueves, 31 de enero de 2013

El Desafío de la Inclusión Financiera en Brasil

por Guilherme de Almeida Prado

PhotoCredit: Justo Ruiz

Nota: Este post fue publicado inicialmente en portugués en el Blog Inclusao financeira. Se publica su traducción al español con permiso. 

En la mayoría de los países en desarrollo, el reto de la inclusión financiera se relaciona con el bajo número de sucursales bancarias y la poca difusión  de los servicios financieros. En Brasil, sin embargo, la situación es diferente. Por aquí, los 5.571 municipios cuentan con canales de distribución para los productos financieros, sólo el 4% son atendidos por los bancos corresponsales. Por otra parte, uno de los servicios más avanzados del mundo de banca por Internet  está aquí.

Si los servicios están disponibles para todos qué dificulta la inclusión financiera en Brasil? Sin lugar a dudas, una educación financiera ineficiente.

De acuerdo con el indicador de analfabetismo funcional (INAF) de 2011, el 27% de los brasileños de entre 15 y 64 años son analfabetos funcionales. Es decir,  más de la cuarta parte de la población no lee textos de longitud media, no realiza operaciones matemáticas con secuencias simples, no entiende el concepto de proporcionalidad y tiene dificultad para localizar la información. Y los problemas no terminan ahí: el 47% de las personas en este grupo de edad tienen alfabetización básica.  

Esto significa que ellos no interpretan problemas que involucran porcentajes y proporciones, no saben leer tablas de dobe entradalea la doble entrada, mapas y gráficos. La realidad es que al menos el 74% de los brasileños de 15 a 64 años tienen dificultades para comprender textos complejos de finanzas, hacer cálculos elaborados y analogías sofisticadas. Además de estas complicaciones, se suma el hecho que gran parte de la población por primera vez tiene acceso a productos y servicios financieros- en el caso de las clases C, D y E.

Esta combinación lleva al consumidor a las peores elecciones:  él no sabe que puede negociar valores, no puedo imaginar que hay mejores opciones y no se siente en el derecho de cuestionar las ofertas, pues cree que  la empresa le está haciendo un favor. Por no hablar de la ansiedad de este consumidor, que finalmente conquistará algo que siempre quiso. Con tantas barreras, por desgracia, es la parte de la población con los ingresos más bajos la que más paga por productos y servicios. Para complicar las cosas, el contenido disponible sobre finanzas a menudo no tiene en cuenta, tanto como podría, las falencias en educación y comunicación. 

Dentro de este contexto, hay algunos problemas y desafíos fundamentales:

  • La falta de formación básica. El reto: reducir esta brecha rápidamente.
  • Los jefes de familia de hoy están mejor educados que sus padres. El reto: Pasar información que debería haber sido enseñada en casa.
  • El acceso al crédito es reciente y el consumo sirve de condición social. El reto: Hacer la oferta de educación financiera más atractivo al consumidor.
  • Gran parte de la población tiene acceso a diferentes productos, por primera vez. El reto: Enseñar a gran escala.

Con la misión de llevar la información financiera esta parte de la población, Konkero se estableció en marzo de 2012. El portal www.konkero.com.br es la base del proyecto y tiene como objetivo ayudar al 60% de la clase C que ya está en Internet - es decir, alrededor de 38 millones de personas. Durante el desarrollo del proyecto, se realizaron estudios cualitativos y se demostró la necesidad de asesoramiento financiero para las personas con ingresos más bajos. De acuerdo con la encuesta realizada en mayo de 2012, la compra de un auto y / o de la casa, hacer un viaje y pagar la universidad están en la lista de deseos de la clase C. Pero a pesar del aumento de la renta mensual y el acceso a Internet, este consumidor todavía está luchando para gestionar las cuentas del día a día y hacer planes que involucren una inversión de alto valor.

En un intento de llenar este vacío, el sitio de Konkero está estructurado a través de logros que se quieren alcanzar, como comprar una casa o un auto, ir a la universidad, aprender idiomas, viajar, pagar deudas, ganar más o gastar mejor. La mayoría de los objetivos son de consumo, precisamente, para atraer a los usuarios por el deseo de conquista. El contenido está escrito en un lenguaje sencillo y directo, trayendo informaciones con aplicación práctica. Y, como el usuario necesita disciplina, aprender sobre finanzas será el medio para lograr su objetivo.

 Mejorar la educación financiera en Brasil permitirá a las familias hacer que su dinero rinda más, y por lo tanto consuman más. Por otra parte, entendiedo mejor los conceptos mejor acerca de las finanzas, esa parte de la población tiende a utilizar más productos y servicios financieros, generando beneficios para todos.

URL amigable: 
  • Managing Partners

    William Davidson Institute
  • Sponsoring Partner

    Citi Foundation
  • Content Partners

    IADB


Archived items are not ranked by views

Facebook Twitter

Story Snapshot

CLOSE